Les Fermes de Marie- Megève

… fue en mi camino hacia Zermatt cuando paramos unos días en Megève y descubrí este maravilloso hotel de estilo alpino, todo de madera, cálido y con un encanto excepcional. Es completamente acogedor alojarse unos días en Les Fermes de Marie y vivir el ambiente de los alpes en este pueblecito francés donde la tradición y la elegancia se dejan ver fuera de las pistas de ski al caer la tarde.

El paisaje es perfecto cuando la nieve alcanza 1 metro de altura. Entonces, madera-blanco-verde (blanco de la nieve y verde de los abetos) crean la visión perfecta para sumergirse en unos días de ensueño alpino y la inquietud para querer vivir durante estos días jornadas de frío, nieve, chimeneas, paseos en calesa y buenos restaurantes franceses donde comer y cenar, y por supuesto, días de ski, naturaleza y preciosas vistas. Las lucecitas amarillas que señalan la entrada de Les Fermes de Marie te indican que vas a estar en un hotel de “cuento de invierno”…

Sus restaurantes, biblioteca y otros espacios comunes están decorados con un marcado estilo alpino francés, con muchísima madera y un ambiente muy cálido y las habitaciones son también rústicas y amplias con acogedores tapizados de lana de cuadros y colchas de pelo. Las fotos transmiten bien la esencia…

Las habitaciones son preciosas. Hay hasta cuatro tamaños diferentes pero todas ellas tienen en común un mismo estilo y comparten escogidas notas cálidas de color contrastando la madera. Por otro lado, varias de ellas se benefician de una soleada orientación sur y de agradables balcones con bonitas vistas.

Respecto a su localización, Les Fermes de Marie está enclavado a 5 minutos a pie del centro del pueblo, al que se llega a través de un agradable senderito sin coches. Alrededor de la plaza de la iglesia se concentra un sinfín de tiendas, restaurantes y un ambiente après-ski que te conecta con todas las personas que te rodean en el sentimiento de intenso día de naturaleza, esfuerzo físico y cansancio tras una jornada de ski.

Megève es un pueblo amable. Es el típico pueblo de los Alpes, donde, en su centro no acceden coches, lo que le da un ambiente tranquilo y desestresado. Os recomiendo pasear en calesa tapados con calientes mantitas de piel, visitar la iglesia del s.XIII y contemplar los bonitos escaparates de las tiendas, …es como estar dentro de una postal. Hay fantásticos restaurantes y auténticos refugios de montaña donde se puede subir a cenar, todos ellos con chimeneas encendidas y calóricas exquisiteces para el paladar. Os recomiendo el restaurante Flocons de SelLe Saint-Nicolas en el hotel Au Coin du Feu, , donde hacen una de las mejores fondues, o ir a tomar algo al hotel Le Lodge Park, con una decoración que me chifla.

Otro de los supremos atractivos del hotel es el Spa Pure Altitude. Después de dejar los skies te puedes relajar en uno de los mejores spas de todo Megève con productos propios (Pure Altitude), instalaciones increíbles y bonita decoración con elementos naturales. Tiene piscina interior con grandes cristaleras y vistas, jacuzzi exterior rodeado de nieve en los meses de invierno, sauna y unos tratamientos para morirse tras finalizar un duro día de ski.

Para llegar a Les Fermes de Marie es cómodo volar a Ginebra y alquilar un coche hasta Megève. Se tarda  a penas una hora y el viaje es una maravilla.

Por ultimo, aquí dos fotos de Megève que inspiran…

 – tengerenge

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *