Chateau de Gudanes, la rehabilitación de un castillo abandonado del s. XVIII pronto dará vida a un majestuoso hotel. Tolouse, Francia

Chateau Gudanes

Chateau de Gudanes, castillo neoclásico del s. XVIII en Midi-Pyrénées, fue comprado en 2013 por un matrimonio australiano, Karina and Craig Waters, cuando, en su búsqueda por adquirir la casa perfecta en Francia, encontraron este castillo en ruinas que cambiaría sus vidas para siempre.

La propiedad había pertenecido originariamente a Louis Gaspard de Sales, marqués de Gudanes, quien encargó su palacio al mismo arquitecto parisino del Pequeño Trianón de Versailles y de la Plaza de la Concordia. Tras la Revolución Francesa quedó en fatal estado y desde entonces ha sobrevivido entre olvido y ruinas.

rehabilitación de un castillo en Francia

rehabilitación de un castillo en Francia

Chateau de Gudanes

Cuando sus actuales propietarios visitaron por primera vez el castillo en 2011, su mal estado provocó que no pudieran penetrar más allá de las primeras habitaciones con acceso desde la fachada. El techo se había desplomado, las paredes estaban tapizadas de musgo verde y los suelos se habían cubierto de alfombras de maleza y piedras. El estado de las ruinas se encontraba muy lejos de la gloriosa época en que sus fiestas habían acogido a la crème de la crème de la burguesía francesa, pero los permisos de las autoridades para emprender ell meticuloso trabajo de reconstruirlo y de recuperar cada elemento dañado, le está devolviendo la historia de su brillante pasado.

La bandera de este proyecto está en convertir el castillo en un majestuoso hotel que abrirá sus puertas este próximo verano 2016. Mientras, el equipo responsable de la rehabilitación y su propietaria Karina Waters van compartiendo a través de su blog los hallazgos y tesoros escondidos que van apareciendo: artesonados dormidos en las paredes, majestuosa escalera central entre las ruinas, frescos y murales, papeles pintados, fabulosas chimeneas, incluso hasta un enorme pasillo subterráneo que ha aparecido en una de las excavaciones ( a saber donde llegará…).

– tengerenge

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *